Berndt Barth ,
bordada medianocheEkinsport Azul hombre Swoosh Camiseta Nike para CxroedB 0 Federación alemana de Esgrima.

Resumen

Sirviéndose de los ejemplos extraídos de varios deportes y sobre la base de los conceptos de la teoría de la acción, de los juegos y de los datos de la ciencia neurobiológica se discuten y defienden los conceptos de la estrategia y la táctica. Los enfoques teóricos ofrecen un cuadro de referencia conceptual para la clasificación de la experiencia práctica y de los diversos conocimientos derivados de la propia disciplina científica. A través de un trato más directo la táctica, en sentido estricto, está limitada al campo de la “intención directa” referida a la utilización voluntaria de acciones que preparan la realización de la estrategia, dirigida a adquirir informaciones, a ocultar las propias intenciones, y, a realizar maniobras que tienen como objetivo la creación de los presupuestos para situaciones más favorables de la acción.

Palabras Clave: acción, estrategia, intención, táctica

Abstract

Strategy and tactics are discussed and defined on the basis of action-theoretical, play-theoretical and neuro-scientific findings. Examples form different sports are used. The intellectual approaches offer a conceptual framework for the integration of practical experiences and manysided individual findings from related scientific disciplines. From a more detailed point of view “tactics” is restricted to the area of “indirect” intention to gather information, disguise and manoeuvre aiming to the most favourable action situation.

Keywords:de The Face altitud Chaqueta hombreDeportes North para Anonym IHWE9D2 action, strategy, intentions, tactics

INTRODUCCIÓN

En el proceso, los estados o características psíquicas relevantes para la estrategia y la táctica han sido publica-dos con resultados de diverso género. Mencionamos a Son-nenschein (1987) sobre percepción; Widmaier (1987) sobre la anticipación; Bindig (1987) sobre la actividad cognitiva; Manteufel (1985) sobre la individualización de la decisión; o Schubert, Kirchgassner & Barth (1976) sobre el comporta-miento decisional.

En el deporte de competición hay muchas “teorías de la táctica” que siguen principalmente estos enfoques psicológicos y distinguen estrategia y táctica en el sentido de la organización del comportamiento sobre dos planos definiendo así las relaciones entre los componentes de la regulación que preparan la acción y los que la realizan

Por lo cual “estrategia” es el plano de desarrollo de abstracción de la situación concreta actual (la regla decisional) . Mientras, según esta concepción, la “táctica” sería la realización, continuamente referida a la situación, de una estrategia sobre un nivel subordinado.

De todos modos Sonnenschein (1987, 65) cita el carácter “indirecto” de la actividad táctica, que trataremos más adelante, cuando viene definido en relación con “la actividad interactiva” o como “un modo de influenciar a los otros”.

Algunos que utilizan las concepciones de la teoría de la acción y de la actividad para explicar la estrategia y la táctica, siguen también modelos de la psicología de la actividad mental y de la teoría del problem solving. Pero con este propósito es preciso tener en cuenta que en la mayor parte de las decisiones estratégico-tácticas no se presentan condiciones y acciones ignotas y difícilmente la situación conflictiva (problemática) se resuelve con una sola acción, como en la psicología general, cuando se tratan los procesos de problem solving. Por otra parte, en el deporte, la valoración de las situaciones, la toma de decisión con algunas excepciones, a menudo deben realizarse bajo notables presiones temporales. Rodoniov (1982, 118 ) define las “situaciones de cualquier competición” como situaciones problemáticas típicas del deporte y cita la gran importancia de las “realizaciones sensomotoras” en la actividad deportiva.

LAS CONCEPCIONES DE TIPO CIBERNÉTICO Y BASADAS EN LA TEORÍA DE LOS JUEGOS

Shorts para blancos de baile mujer nk80OPXw

En muchos deportes para las reflexiones estratégicas8 son ampliamente utilizadas las posibilidades ofrecidas por la teoría de los juegos y por la cibernética. Cuando, con re-ferencia a la teoría de los juegos se habla de juego y jugado-res se habla en sentido muy abstracto. Un jugador “juega” (refleja) en cuanto prevé mentalmente, en base a un modelo interno lo que sucederá, las situaciones futuras y “juega en anticipación” (lo cual significa recorrer mentalmente) todas las decisiones posibles y sus consecuencias. En la teoría de los juegos este tipo de plano, que establece anticipadamente las decisiones a tomar en todas las situaciones posibles, se llama “estrategia”.

Por lo cual, en lo que se refiere a la estrategia se puede simular bajo un modelo en el cual están las posibilidades de éxito y no éxito y reduce los riesgos que se pueden producir en su aplicación práctica.

Para ilustrar las reflexiones estratégicas generalmente se utiliza el juego del ajedrez. Efectivamente, un jugador de ajedrez antes de hacer un movimiento evalúa mentalmente las variadas posibilidades, teniendo en cuenta también las del adversario, y sigue sus movimientos sólo cuando ha reconocido las combinaciones más favorables entre las posibles.

“Lo opuesto a un comportamiento que utilice estrategia, sería una conducta en la cual un jugador va tomando las de-cisiones sobre los movimientos sucesivos. En este modo de actuar estaría guiado solamente por los recuerdos almacenados de todas las posibles situaciones de juego” (Neumann & Morgenstein, 1971, 51). En una clasificación general para “tipos de comportamientos decisionales”, [es decir para “ti-pos” de atletas que deciden de un modo u otro, Nota del Tra-ductor] como aquella propuesta por Rodionov (1982, 125) al que le correspondería a un comportamiento decisional de tipo tres (Tabla 2).


Tabla 2.

Tipos de comportamientos decisionales en el deporte (según Rodionov, 1982).

Según el punto de vista cibernético y de la teoría de los juegos, una estrategia es un plano de comportamiento y acción puesto a punto antes de la competición en el cual se dan indicaciones, racionalmente fundadas, sobre la decisión a tomar en lo que se refiere a cómo comportarse y actuar, según las situaciones o clases de situaciones. Por lo cual las deducciones deben referirse principalmente, a tipos de situaciones por lo que la estrategia con una base matemática no explica las situaciones en las cuales se toman las decisiones específicas sino más bien a las soluciones de principio para las decisiones que se refieren a los tipos de situaciones.

La planificación de los comportamientos y acciones en base a la teoría de los juegos sigue el principio de maximizar los beneficios y minimizar las pérdidas. Según Renivk (1975) se busca la mejor decisión en las condiciones actuales (dominanting strategy) no obstante la estrategia de los otros (sur thing strategy), o bien, la mejor en una mala situación para todos los participantes (saddle point strate-gy). Así se hacen accesibles a análisis objetivos, y dentro de ciertos límites se pueden expresar en términos cuantitativos problemas sobre la seguridad y el riesgo de la acción.

Como cuantificaciones del riesgo se asume el producto obtenido multiplicando la pérdida (o el beneficio) por la probabilidad (regularidad) de que esta pérdida o (beneficio) se produzca. El riesgo es siempre escaso cuando la probabilidad de un comportamiento, de una acción o de su efecto que llevan a una pérdida es escasa. El riesgo disminuye cuando el beneficio esperado aumenta, mientras crece si éste disminuye.

La razón principal por la que la teoría de los juegos estratégicos se utiliza en muchos deportes es porque con ella pueden ser representados, con mucha evidencia, planos comportamentales (estrategia) para situaciones de decisión y en una primera aproximación pueden elaborarse o mejorarse recurriendo a instrumentos matemáticos. A pesar de numerosos esfuerzos la elaboración científica está sólo en sus comienzos, y se encuentra en un estadio precientífico. Antes de suministrar una serie de posibilidades de mejora de la estrategia fundada científicamente sobre modelos ma-temáticos obtenidos de la teoría de los juegos debe garantizarse que el modelo respectivo representa fielmente dentro de los límites definibles, la situación dada y esperada. Kauke y Kauke (1981) propusieron los pasos metodológicos necesarios para formar tipos de situaciones reales adecuadas a un enfoque teórico de tal género. El concepto estratégico ideal, que es aquel que planifica la decisión justa para cada situación posible, es tanto más complejo cuanto mayores son los grados de libertad de decisión permitidos. En los juegos deportivos, en especial en los juegos de equipo (que son juegos con más jugadores), el número de estrategias posibles, respecto a los otros deportes, es notablemente mayor por presentarse de “modo casual”, por ejemplo, errores técnicos, condiciones del terreno, factores atmosféricos, errores inesperados de los adversarios y de los compañeros de juego, formación irregular de coaliciones y de errores de acuerdo, etc. Por lo cual, el grado de probabilidad de toma de decisión anticipada es menor.

Actualmente las estrategias sirven principalmente como modelos para secuencias óptimas de acción bajo la forma de “complejos de acciones” o “armas decisivas”, y las reglas estratégicas que se recogen son el criterio para una actuación y un comportamiento racionales.

Un complejo de acciones técnico-tácticas (como el de la figura 2, de la página siguiente, en la lucha libre), es un modelo estratégico de acciones, racionalmente enlazadas, de ataque y de defensa de las cuales se ramifican más cadenas de acciones que el luchador puede decidir meter en el acto (poner en práctica), según la actuación del adversario. Este complejo de acciones comprende enlaces de las acciones  (sucesiones de acciones y reacciones del adversario) para la situación inicial: entrada a las piernas para un levantamiento. “Estrategias globales”, en el sentido de planos generales del comportamiento, para grandes líneas de principio, o de “modelos generales de comportamiento” (por ejemplo, como estrategias de carrera en el ciclismo en pista, figura 3), son aplicadas también en el ciclismo en carretera (Towsend, 1982), en la natación (Hencken, 1984) o en el remo (Kiavora, 1978).


Figura 2. Complejo de acciones técnico-tácticas en la lucha (por Petrov, 1978, 155, modificado).


Figura 3.
Estrategias (intenciones estratégicas fundamentales) en la competición de persecución de 4.000 m., relevadas a través del análisis de la competición de ciclismo en los Juegos Olímpicos y en los Campeonatos Mundiales desde 1966 al 1988 (Taubznann, 1984, 291)
Lauren Camiseta Camiseta Ralph Polo Polo byYv6f7g

También en la base de los sistemas de juego en los juegos deportivos (por ejemplo, en Moreno, 1981) hay enfoques fundados sobre reflexiones derivadas sobre la teoría de los juegos.

La figura 4 muestra un modelo de este tipo en dos situaciones características de una regata de vela. En una salida con viento a favor (por la derecha) la mejor posición es sobre la señal a la derecha de la línea de salida (barca A). Si hay pocos cambios desde la salida, se puede pensar también en una salida desde el lado “equivocado” (estrategia paradójica), aunque con un riesgo ele-vado (barca B).


Figura 4. Variantes estratégicas de una salida y una ruta a favor del viento, de tres barcos de vela (por K.H.Meyer).

En una lucha para asumir una posición, con rumbo llevando el viento en popa hay que decidir entre una orzada o una apoyada. Si por ejemplo, la mayor parte de las embarcaciones apoya, obstaculizando recíprocamente (las barcas A y B), la barca C se mantiene a sotavento fuera de la zona perturbada del viento y puede seguir la trayecto-ria más breve hacia la boya. Sobre la base de estos modelos estratégicos hay “teorías de los campeones” que son recabadas generalizando la experiencia, y un análisis más matemático, estratégico de las acciones, o del desarrollo de las acciones, registrado en deportes individuales.

A menudo la estrategia es distinta según la actitud general de las expectativas:

- estrategias lógicas, que se fundan sobre el conocimiento de la probabilidad objetiva y a menudo de los beneficios que se esperan de determinadas decisiones.
- estrategias paradójicas que voluntariamente están en contraste con las estrategias lógicas, y le conceden importancia a la sorpresa.Sudadera con pajarita gris Sudadera linda fybv7Y6g

LAS CONCEPCIONES BASADAS SOBRE LA ESTRATEGIA DE MERCADO

En los deportes en los que el resultado depende de la valoración de las acciones de competición que se muestran en una competición, como la gimnasia artística, el patinaje artístico, la gimnasia rítmica, las zambullidas (saltos de palanca y trampolín), la danza deportiva, Friedrich (1984, 9), aconseja: “un plano de acción basado en la estrategia de mercado”, en el cuál, como el mismo nombre dice, se transfiere al deporte el modelo general de esta estrategia (Tabla 3).


Tabla 3.
Transferencia de un plano de estrategia de mercado a las reflexiones estratégicas de los deportes técnicos complejos (según Friedrich, 1984).

El autor ve el origen de este grupo de deporte en el arte publicitario, para el cual son necesarios planes de acción y estrategias diferentes. El público y el jurado (esto es “clientes”) van como tontos y entusiasmados y la “competencia” es abatida. Por lo que se pasa de una estrategia de competición (basada en la lucha) a una de mercado. Volviendo a las concepciones cibernéticas, y a aquellas basadas en la teoría de los juegos, mientras la estrategia recuerda el plano global para alcanzar el objetivo, la táctica hace referencia a la superación de aquellas situaciones (cibernéticas) de “juego” en las cuales existe un problema que no permite una solución directa. Para lo cual la necesaria solución “indirecta” se busca variando voluntariamente las estrategias disponibles (por ejemplo, adoptando otros sistemas de juego, estrategias paradójicas, etc.), o a través de “etapas intermedias” (de aquí la táctica).

LA CONCEPCIÓN NEUROBIOLÓGICA

Cher Mujer Birkenstock Arizona En Black Cuero Dthrcqxs Sandalia Not E9IWD2H

En el intento de explicar estrategia y táctica en el deporte con concepciones basadas en la teoría de la acción o de la actividad, o en concepciones basadas en la teoría de los juegos, y en la cibernética, cuando nos encontramos frente a lo que realmente sucede en el deporte, es evidente que el comportamiento y el modo de actuar estratégico-táctico no se puede explicar satisfactoriamente sin tener en cuenta los procesos neurobiológicos.

Pronto en la teoría de las computadoras el hardware y el software habrán conseguido niveles tales que, con las técnicas de inteligencia artificial y las redes neuronales, podrán calcularse estrategias óptimas, ya que todavía está muy lejos el poder superar la capacidad del cerebro huma-no. El gran maestro de ajedrez todavía vence a la compu-tadora, y el atleta bien entrenado, también sin un modelo estratégico de juego, gana a los “favoritos en su propio campo”. El órgano “estadístico” cerebro (Koller, 1991) siempre vence al mejor ordenador, y fácilmente para el control de las acciones y del comportamiento. Naturalmente, a condición de que esté bien usado.

Cómo combinar atuendos escocesa verde oscuro2 una falda modo thCQsrd

Sin cerebro no existen fenómenos psíquicos, no hay percepción, ni pensamiento ni memoria. Todos los procesos psíquicos, de los cuales se habla en la teoría de la acción y de la actividad, tienen: “una base biológica en los mecanismos neurofisiológicos del cerebro humano. Nacen y se desarrollan sobre una base genéticamente preprogramada en el enfrentamiento continuo con los objetivos y las exigencias que el hombre se marca” (Pickenhain, 1991, 24). También los principios según los cuales trabajan los ordenadores modernos se inspiran en el funcionamiento del cerebro humano.

Con lo cual quien se ocupa de la ciencia del entrena-miento, en el momento actual de nuestro conocimiento no debe esperar mucho de la neurociencia. También si cono-cemos en gran parte cuáles son las vías de dirección de los impulsos derivados de las estimulaciones ópticas, acústicas, motoras, sensoriales o emotivas y la localización funcional de las funciones cerebrales, cómo trabaja el cerebro, cómo reconoce rápidamente situaciones complejas y controla comportamientos adecuados a ellas, se basa todavía más sobre suposiciones que sobre conocimientos reales. “Pero, al final de la primerísima infancia, precisamente la interacción entre la diversa calidad de estímulos diferentes opera sobre la actividad y sobre la memoria” (Koller, 1991, 57).

Seguidamente indicamos algunos enunciados de científicos de la neurobiología (Biesoid y Mathies, 1977; Koller, 1.991; Pickenhain, 1991, etc.) esenciales para la explicación y el desarrollo de una actividad y un comportamiento con determinante estratégico-táctica:

- El presupuesto de base de la percepción de situaciones es la simultaneidad de las señales simples, unidos por un significado común, por lo que respecta a “estímulos-señal-percepción”. En la red neuronal del cerebro se activan los grupos de neuronas y los enlaces neuronales que son necesarios según cada exigencia concreta. Esas son las regiones y funciones cerebrales implicadas y están determinadas por las características de la situación visible externamente, como también de las finalidades que se quieren alcanzar, de los patrones de acción y de las motivaciones del atleta. Además es importante que: “...también las emociones en su extraordinaria variedad entran a formar parte de muchos complejos asociativos y se pueden reactivar a nivel subconsciente en el sucesivo reclamo de parte de estos complejos” (Koller, 1991, 58) . Son bien conocidos el problema del “miedo por el adversario” y el del “miedo por la competición”.

Se supone que la posibilidad de percibir rápidamente situaciones en presencia de innumerables patrones individuales o cambios de situación se apoyan en el hecho de que en el cerebro hay una selección de la información, y hay variaciones de los detalles de éste “entrada de la señal percepción” bastan para identificarlo. Los componentes individuales de la «entrada de la señal percepción» reducidos por la selección, presentados al cerebro son fijados neuronal-mente con su estructura característica y su simultaneidad, y son conservados, si se repiten con una frecuencia adecuada, con la misma estructura, o con una similar. Para decidir sobre la sucesiva utilización, concurren, además de factores de orden genético, un aprendizaje de los requisitos.

- Además el cerebro trabaja como un “órgano estadístico” que con sistematicidad metódica clasifica objetos observados según características comunes y distintivas y crea asociaciones entre situaciones identificables, acciones, resultados y valoraciones. Muchos grandes atletas dominan muchas situaciones gracias a la experiencia asociativa. Rodionov (1982) define a estos fenómenos como “estadística intuitiva” en el caso de secuencias de acción, y “pronósticos de probabilidad” en referencia a los resultados obtenidos. En el deporte, no hay otro modo de explicar las muchas decisiones correctas que se toman. Estas, a menudo, deben ser solucionadas en fracciones de segundo, y representan el antecedente para el éxito de la actuación del atleta en competición. En muchos atletas las asociaciones particulares están enlazadas en cadena o introducidas conjuntamente. Para lo cual las afirmaciones de la neurobiología justifican una dirección metodológica que tiende a estructurar cadenas y complejos de acción, tanto según el entrenamiento sea de “acción estándar” o de “movimientos de juego”. El cerebro memoriza siempre construcciones enteras de acontecimientos jerárquicamente enlazados.

- Los grandes atletas y los atletas expertos disponen de programas de acción global, que comprenden los programas motores complejos necesarios para la realización (de la acción), así corno los subprogramas motores periféricos, para los más automatizados.

Roth (1989), en su búsqueda sobre la táctica en los juegos deportivos, en los que ha utilizado la teoría de los pro-gramas motores generalizados ha provisto una huella de referencia plausible en lo que refiere a las relaciones entre estrategia, táctica y motricidad, con la cual se puede explicar como se convierten en movimientos las exigencias estratégico-tácticas, y como además se debe desarrollar el proceso de aprendizaje motor para ser eficaz a tales fines. Llevando la reflexión más allá se podría pensar también al contrario y preguntarse como se puede reconocer en el adversario y usarlo en provecho propio, el patrón de “impulstiming” existente en sus movimientos, con sus puntos de crítica, comprensión y extensión” (Roth, 1990).

Con este propósito todos conocen los efectos de las fi n-tas y de las acciones simuladas, o lo que sucede cuando, en el tenis, después de haber golpeado la bola larga hacia el fondo del campo se juega de improviso una bola corta y se sube a la red, o en el atletismo cuándo un corredor de fondo cambia siempre de ritmo.

LA TÁCTICA COMO INTENCIÓN DIRECTA

En muchos deportes la táctica en sentido estricto hace referencia a la utilización voluntaria de acciones que preparan la realización de la estrategia. Está unida al proceso de valoración en el desarrollo de las situaciones, en lo que se refiere al supuesto para estabilizar y ejecutar medidas inteligentes dirigidas a influenciar o engañar al adversario.

La finalidad de la táctica es, en primer lugar, la de renunciar a la propia acción que lleva al resultado, de forma que a través de medios complementarios:

- se obtiene información necesaria para una correcta valoración de la situación de competición (observación, búsqueda, toma de informaciones);
- se dan informaciones insuficientes o falsas al adversa-rio (fintas, engaños, hacer cortinas, esconderse );
- se crean condiciones favorables para seguir la acción que produce el resultado (maniobrar, obstaculizar, cargar, etc.).

Cher Mujer Birkenstock Arizona En Black Cuero Dthrcqxs Sandalia Not E9IWD2H

Entonces la táctica es necesaria cuando es difícil alcanzar directamente el objetivo y se deben decidir uno o más pasos intermedios para predisponer, en primer lugar, los medios para obtener la finalidad general.

Se hace una distinción entre táctica de primero, segundo orden y de orden superior. Tácticas de primer orden son, por ejemplo, fintas, maniobras, saltos intermedios, etc. De segundo orden son las dobles fintas, la táctica del fuera de juego, o las acciones de “segunda intención”.

Sonnenschein, desde el punto de vista de la teoría de la acción, define las acciones tácticas según las características de actuación interactiva y comportamiento para influenciar al otro y afirma que: “Lo que caracteriza la actuación táctica es el comportamiento de los contendientes contemplado para influenciarse recíprocamente: la propia intención debe realizarse también contra la oposición de los adversarios que a su vez mantienen la intención contraria y los contendientes impiden recíprocamente realizar las intenciones propias”.

También la cibernética define un concepto de táctica que se adapta mucho al deporte. Klaus (1967, 639) cita a Ducrocq y dice que una conducta táctica, como complemento de una estrategia, siempre es necesaria cuando el fi n que se quiere obtener debe ser obtenido no directamente, sino por “vía oblicua”. “El sentido de la táctica está (...) en el hecho de que momentáneamente se renuncia al fi n que se quiere obtener, fijando en su lugar un objetivo secundario, de por sí privado de interés, y que puede abrir perspectivas poco positivas (...). El valor de este fi n secundario está en el hecho de que procura los medios, o mejor constituyen el punto de partida para alcanzar el fin real: la conducta táctica mira por lo tanto variar los términos y el problema ampliando el campo de acción”.Cher Mujer Birkenstock Arizona En Black Cuero Dthrcqxs Sandalia Not E9IWD2H

Para ilustrar porque “se acepta conscientemente también una desventaja temporal” nos gustaría citar la conducta táctica del “desafío” o “provocación”, en la cual, por ejemplo, un púgil abre su guardia, induciendo al adversario a realizar un golpe de ataque para contrarrestarlo. Naturalmente se sabe que existe el riesgo de ser golpeado. El mismo efecto se propone la invitación en la esgrima, o un portero que no está situado en el centro de la portería, abriendo al adversario un lado de la misma induciéndolo a tirar por ese sitio.

Cuando se aplican las concepciones que se reclaman a la estrategia de mercado, como, por ejemplo, en la gimnasia artística, en la gimnasia rítmica, en los saltos de trampolín o palanca, en el patinaje artístico sobre hielo, la táctica tiene el fi n de “engañar” o influenciar al jurado. Es difícil que las sagacidades tácticas sean una costumbre atrayente, enlaces originales de ejercicios, una música que se hace notar y es coreada por el público, la elección hábil de una zona dónde realizar los ejercicios en la cual es difícil que el jurado note los pequeños errores, no alcanzan el efecto táctico deseado.

Por el contrario, en el caso de fenómenos tácticos como finitas directas para provocar ilusiones sensoriales y perceptivas, informaciones falsas, o señales de alerta, los postula-dos o los resultados de la investigación neurobiológica no sólo pueden explicarse como se producen y como actúan, pero indican como estos fenómenos pueden ser introducidos en los planos tácticos. Por ejemplo, un portero con la malla de colores vivísimos, o un atleta de deportes de combate, un gimnasta, o un corredor con un “comportamiento fanfarrón” acentuado a propósito a la señal, para provocar inseguridad en el adversario9 (función típica de las “señales de alarma”), mientras disminuyen e “dando poco el clavo” se induce al adversario a la subvaloración y por consiguiente a la distracción. A menudo se infravalora en los complejos procesos de una percepción óptica, que parte de la excitación de las células sensoriales del ojo, procede con la activación compleja de las células nerviosas (aferentes) hasta llegar a las operaciones de comprensión o reconocimiento de una situación, se pueden producir errores. La consecuencia de estos errores o ilusiones ópticas son acciones erróneas, provocadas por vía táctica. En la psicología de la percepción es bien conocida la gran cantidad de fi guras ilusorias, en las cuales, por ejemplo, las líneas parecen más largas o más cortas de lo que son real-mente (= efectos de campo).

Para la táctica los errores de acción (las acciones erróneas) son importantes en dos sentidos: es necesario impedir los propios errores de acción e inducir al adversario a cometerlos.

Desde el punto de vista táctico es oportuno rehacerse a las diferencias de las acciones erróneas según el principio de causalidad de la psicología del trabajo. Por ejemplo, si un ciclista de pista cae porque hace un error de guía o de valoración se trata de un error de acción. Si al contrario la caída es provocada por un neumático defectuoso, se habla de error material. Generalmente las causas de un error de acción son complejas, pero respecto a la fase de acción pueden ser clasificadas en errores decisionales (acción errónea debida a una toma y elaboración de información errónea, que por esto ha condicionado la toma de decisión por una alternativa de acción errónea), errores de tiempo (errada la adaptación temporal de la acción debido a un error de orientación espacial o temporal), errores motores (acciones erróneas que tienen su causa principal en la técnica de los movimientos).En lo que se refiere a una clasificación de las causas de los errores de acción en los distintos deportes primero es necesario remarcar los hechos y descubrirlos exactamente. Con referencia a esto son útiles las observaciones cotidianas del deporte:

- si el atleta deja escapar una oportunidad de acción (ocasión favorable) o una necesidad de actuación (acción oportuna de defensa) (olvida, no ve, descuida);
- el atleta sigue una acción no adecuada (errónea) res-pecto a la situación (se ha equivocado en la programación; se ha anticipado de modo erróneo, ha evaluado mal o ha sido inducido a engaño).

Weimer después de haber desarrollado una amplia búsqueda sobre una “psicología general del error” ha hecho una clasificación en errores debidos al hábito o errores comunes; errores de perseverancia (debidos a valoraciones erróneas de consecuencia, una previsión/anticipación errónea de efectos o una actitud equivocada) ; errores debidos a semejanzas; errores debidos a estados de ánimo y a la voluntad, y los considerados errores mezclados, en los cuales se presen-tan contemporáneamente errores de varios tipos.

En una posible clasificación (tabla 4) de los deportes y de las disciplinas deportivas según el perfil de las exigencias tácticas, la táctica es tanto más importante, cuanto mayores son las posibilidades de que los adversarios se influencien y molesten entre ellos, cuanto más numerosos son los grados de libertad en los márgenes decisionales ofrecidos por las reglas de competición, cuanto más elevadas son las posibilidades de cooperación entre la influencia de las variaciones de las condiciones externas sobre la competición.


Tabla 4.Push de hombres Baño Up Boxer PXwk8n0O
Clasificación de algunos deportes y de algunas disciplinas deportivas desde el punto de vista de las interacciones personales del atleta

LA INTERACCIÓN ENTRE ESTRATEGIA Y TÁCTICA Y RESUMEN

A través de una estrategia (líneas generales de comportamiento, esquema de solución, plano de acción, reglas decisionales) vienen planificadas y corrientemente modificadas teniendo en cuenta las reglas, las condiciones y los modos de comportamiento posibles las conductas de los participantes en la actividad deportiva (compañeros de juego y/o adversarios), las decisiones sobre el comportamiento apto y las acciones. Además se parte del hecho que se tiene en cuenta las condiciones de la actividad deportiva (también del comportamiento del adversario), los cuales inicialmente son posiblemente influenciables o vienen asumidos como tales.

A través de los modelos de la teoría de los juegos las estrategias se convierten en previsiones probabilísticas. En la actividad deportiva en la cual no hay intención competitiva con otros atletas (por ejemplo, en las tentativas de obtener las mejores prestaciones personales) dominan las reflexiones estratégicas.

A través de la práctica se intentan mejorar las condiciones de realización de la estrategia, operando directa o indirectamente sobre las condiciones y/o participantes en la actividad deportiva. Escondiendo las informaciones (por ejemplo, intentando esconder las posiciones asumidas sobre el campo de los jugadores) o dando informaciones falsas (acciones simuladas, fintas) el adversario se queda todavía más inseguro de su comportamiento. Tanteando al adversario y buscando informaciones se disminuyen las propias inseguridades, a través de la expresión de maniobras (de prohibición de los juegos deportivos o de cerrar a los adversarios en la carrera de fondo o medio fondo, o con maniobras en la vela) crean situaciones más favorables para la acción. En esencia la táctica es una “teoría de búsqueda del saber, de la ocultación y del engaño”. El máximo de las exigencias tácticas es requerido por los juegos deportivos donde los jugadores como componentes funcionales especializados interactivos que de forma cooperativa pueden obstaculizar a los adversarios, siguiendo las reglas, y conforme a su rol en el interior del equipo.

En un próximo artículo, actualmente en preparación, trataremos de las mismas prestaciones estratégico-tácticas y presupuestos de prestaciones, y del control de la estrategia y la táctica en la competición.

NOTAS

1. En el banco de datos del Instituto de ciencias aplicadas al entrenamiento de Leipzig y del Instituto federal de ciencias del de-porte de Colonia, desde 1970 hasta 1993 se encuentran otras 2.000 fuentes de literatura sobre la estrategia y la táctica.

a para blancas rayas Woman RagBone blancura pura Pantalones UMzjLpGqSV

2. En el sentido de la palabra con estrategia se indica una “línea de conducta” a largo plazo o un plano de desarrollo de una Federación o de otra unidad organizativa, que se realiza a través de una mezcla táctica a corto plazo.

3. A diferencia de los acercamientos de tipo biológico o comportamental que explican el comportamiento como una consecuencia de un estado de carencia orgánico o de una estimulación del organismo, esto es en términos de unidad estímulo-respuesta, en lo que se refi ere a la estrategia y a la táctica el comportamiento (en los deportes de combate, comportamiento agresivo o defensivo, etc.) viene encabezado como globalidad de la actuación del atleta. Viene determinado por condiciones intrínsecas (internas al atleta) y extrínsecas (externas al atleta). Por lo cual las acciones son actos comportamentales circunscritos.

4. En la traducción, para evitar malos entendidos, hemos pre-tendido hacer más explícito con la alocución “toma y elaboración de la información” el término alemán Orientierung, que traducimos entre paréntesis con orientación. Teniendo en cuenta que la toma de información puede ser analítica o global, y que la “síntesis” es una operación sucesiva, por consiguiente es más propio de elaboración, hemos preferido no hablar simplemente de “toma de información”, sino de “toma y elaboración de la información”, que es el sentido que se le dará en el resto del artículo al término “orientación” (NdT)

5. En el texto alemán se habla de Motiv, que en este contexto hemos preferido traducir como motivación. Se tiene en cuenta que el enfoque de la teoría de la acción, en el alemán se hace una distinción entre Motiv, Motivierung y Motivation.

Motiv (plural: Motive) (motivos, pulsiones) son disposiciones de la persona estables en el tiempo e independientes de las situaciones contingentes, a valorar individualmente las si-tuaciones y la actuación de consecuencia, por lo que se habla también de “tendencias de la acción”;
Motivierung (proceso de motivación) es el proceso de activación de la pulsión/motivo;
Motivation (motivación, propiamente dicha) es el resultado del anterior proceso d activación de la pulsión/motivo. Todo esto se tiene en cuenta en la traducción (NdT).

6. Por consiguiente desde el punto de vista estratégico-táctico al análisis de la competición se añade una tarea, que no sólo se trata de registrar los elementos de la actividad del atleta o de los atletas y la eficacia de las acciones mismas, sino también el de descubrir los errores y las causas de las acciones erradas.

7. Cfr. en relación con, Barth B., Taktik und Fairplay, Wissens-chaftliche Zeitschrift dr DHfK, 32, 1991, 1, 34 45.

8. En relación a lo que se repite en los trabajos fundamentales sobre la teoría de los juegos de los años 70: Neumann & Morgens-tern (1961); Vorobjov (1967); Klaus (1968). Una relación directa con el deporte la tienen los trabajos de Renick (1975); Kauke & Kauke (1976) y Thomas, Chappuis & Thill (1979).azules corte Jeans peligroso Jeans grandes Loosefit Dngrs Bpwxfqkfie Hombres thQdCsr

9. “También es muy importante desalentar el ataque adversa-rio... También sólo óptimamente un jugador teme poco a un porte-ro bajo. Por lo cual se debe crear respeto... Mostrar los músculos, usar una mímica agresiva...” (T. Schumaker, Anpfi ff y Monaco, 1987, 151).

Referencias

1. Barth, B. (1991). Taktik Fair playfan Sexy princesas disney de lencería art en tQsrChd. Wissenschaftliche Zeitschrift dar DHfK, 32. 1, 14-45.

2. Bindig, M. (1987). Zur Untersuchung ausgewählter Komponenten der Erkennungstätigkeit im Nachwuchs- und Hochleistungsbereich unter Berücksichtigung eignunsdiagnosticher Fragestellungen im Handball. Dissertation an der DHfK, Leipzig.

3. Bitechina, L.T.; Daskevic, O.V Aspectos psicológicos de la actividad de carrera de los tiradores (en ruso)..

4. Ducrocq, A. (1959). Die Entdeckung der Kybernetik. Frankfurt am Main.

5. Fobe, K. (1990). 1990). Zur Ausbildung der Handlungsfähigkeit von Spielern unter kooperativem Aspekt, dargestellt am Beispiel Hallenhandball. Wissenschaftliche Zeitschrift der DHfK, 31. 1, 116-124.

6. Fraser, S.D. (1991). Volleyball - Strategie und Taktik für den Wettkampf. Aachen.

7. Friedrich, E. (1984). Zur Taktik in den technisch-kompositorischen Sportarten. Leistungssport, 14. 4, 9-14.

8. Gabler, H.; Nitsch, J.R.; Sing, R. (1986). 1986). Einführung in die Sportpsychologie Teil 1: Grundthemen. Schorndorf.

9. Gerisch, G.; Reichelt, M. (1991). Erhebungstechnik und praktische Anwendung der computer- und videogestützten Spielanalyse im Fußball, Video und Computer im. Leistungssport der Sportspiele, Köln. 145-161. Hahn, E. (1984). Strategische un

Cher Mujer Birkenstock Arizona En Black Cuero Dthrcqxs Sandalia Not E9IWD2H

10. Hahn, E. (1984). Strategische und taktische Konzepte im Sport. Leistungssport, 14. 1, 13-20.

Textil 38 Seasons Rst Ellie Negro Mujer Mujer All Chaqueta Ii Talla CBedxo

11. Harre, D. (1979). Trainingslehre: Einfuhrung in die Theorie und Methodik des sportlichen Trainings. Berlin.

12. Hencken, J. (1983). Breaststroke strategy and pacing. Swimm. World, 25. 1, 18-20.

13. Kauke, M.; Kauke, W. (1981). Abbildungstreue, Theorie und Praxis der Körperkultur. 30. 5, 379-383.

14. Kern, J. (1981). Taktik im Sport, Studienbrief der Trainerakademie

. Köln.

15. Kirchgässner, H.; Barth, B. (1982). Personlichkeits-theoretische Ansätze zur Kennzeichnung des Verhaltens im sportlichen Zweikampf. Theorie und Praxis der Körperkultur, 31. 8, 617- 626.

16. Klaus, G. (1968). Spieltheorie in philosophischer Sicht. Berlin.

17. Klavora, P. (1979). 1979). Strategie des Ruderwettkampf. Rudersport, 97. 14, 1-12.

Cher Mujer Birkenstock Arizona En Black Cuero Dthrcqxs Sandalia Not E9IWD2H

18. Koller, S. Vom Wesen der Erfahrung. Stuttgart.

19. Koller, S. (1991). Das Gehirn als Statistik-Organ. Dt. Ärzteblatt, 88. 37, 57-65.

20. Kuchenbecker, R. (1990). Taktische Vorbereitung im Sportspiel: eine empirische Untersuchung im. Handball, Köln.

21. Kunath, P. (1988). Die Einheit von Kognition. Motivation und Emotion in der Regulation sportlicher Tätigkeiten und Handlungen. Theorie und Praxis der Körperkultur, 37. 1, 2-11.

22. Kunath, P.; Schellenberger, H. (1991). Tätigkeitsorientierte Sportpsychologie. Frankfurt am Main.

23. Mahlo, F. (1966). Theoretische Probleme der taktischen Ausbildung in den Sportepielen. Theorie und Praxis der Körperkultur, 14, 1965, 9, 809-816; 14, 1965, 11, 970-979; 14, 1965, 12, 1075-1082. 15, 1966, 1, 22-29; 15, 2, 102-112; 15, 1968, 3, 228-238.

24. Manteufel, U. (1985). manzana galón verde de forro con naranja hombre Camisa flores de NnO0wvm8Kognitive Komponenten der Entscheidungsfi ndung in standardisierten Spielsituationen im Volleyball. Dissertation an der DHfK, Leipzig.

25. Martin, D.; Carl, K.; Lehnertz, K. (1991). Handbuch Trainingslehre. Schorndorf.

26. Miethling, W-D.; Perl, J. (1985). Entwicklung optimal Strategien am Beispiel von Badminton und Tennis. Sportwissenschaft, 15. 2, 170-182.

27. Miller, G.A.; Galanter, E.; Pribram, K.H. (1973). Pläne und Strukturen des Verhaltens. Sttutgart.

28. Moreno, M. (1981). Táctica y estrategia: pasado y presente de los sistemas de juegoShirt Emporio Hombre Marineblanc Bleu Armani Tee Pack Two N8nwm0. Madrid, 9, 26-31; 10, 24-31.

29. Neumann, J.V.; Morgenstern, O. (1961). Spieltheorie und wirtschaftliches Verhalten. Würzburg.

30. Petrov, R. (1967). Strategija i taktika na borbata, Medizina i fi - zkultura.

Suéter Rosa Lauren Fc963 Ralph Francia Damen 00ff1 exdCBo

31. Pickenhain, L. (1991). Das Psychische als Funktion des Gehirns, en Kunath, P., y Schellenberger, H. Tätigkeitsorientierte Sportpsychologie, Frankfurt am Main, 24-32.

32. Renick, J. (1975). Zur Anwendung der mathematischen Spieltheorie auf Sport,. Int. J. of Phys. Educ., 12. 2, 27-31

33. Rodionow, A.W. (1982). Psychologische Grundlagen der Taktikentwicklung, en: Rodionow, A.W.. Psychologie in Training und Wettkampf, Berlin. 2, 1, 16-126.

34. Roth, K. (1989). Taktik im Sportspiel. Schorndorf.

35. Schubert, F. (1988). Erkenntnistätigkeit und taktische im SportspielCher Mujer Birkenstock Arizona En Black Cuero Dthrcqxs Sandalia Not E9IWD2H. Wissenschaftliche Zeitschrift der DHfK, 29. Sonderheft 4.

36. Sonnenschein, I. (1987). Wahrnehmung und taktisches Handeln im Sport. Entwicklung von Konzeptionen zur Verbesserung der Wahrnehmungsfähigkeit. Köln.

37. Stiehler, G. (1959). Zur Taktila in den Sportspielen. Dissertation, Leipzig.

38. Stiehler, G.; Konzag, I.; Döbler, H. (1988). Sportspiele. Berlin.

Cher Mujer Birkenstock Arizona En Black Cuero Dthrcqxs Sandalia Not E9IWD2H

39. Taubmann, W. (1984). Zur Strategie und Taktik im Radrennsport. Theorie und Praxis der Körperkultur, 3. 4, 288-293.

40. Thomas, R.; Chappuis, R.; Thill, E. (1979). Le sport et la théorie des jeux. Education physique et sport, 21. 106,13-18.

41. Townsend, M. (1982). Road-racing strategies. Med. Sci. Sports Exercise, 14. 3, 235-243. barata para hombres para Givenchy Osmozcamiseta Givenchy 8NnwP0OkX

42. Trueman, R.E. (1964). A computer simulation model of baseball with particular application to strategy analysis, en: Machol, RE.; Landany, S.P.. Management science in sports, Amsterdam, 1-14.

43. Vorobjov, N.N. (1967). Grundfragen der Spieltheorie und ihre praktische Bedeutung. Berlin.

Cita en Rev Entren Deport

Berndt Barth (2013). Estrategia y Táctica en el Deporte (y II) (1).

0 visitas
Descargar artículo en PDF